¿Para qué un manager?

Manager Musical

Nadie tiene la misma definición de manager. La traducción es gerente, no se dejen confundir. El tema es una piscina bien honda… pero por aquí se puede empezar.

Label: Derecho de EntretenimientoLos hay de muchos tipos, en general son gestores de talento. Esa es la etiqueta que prefiero. Administradores de las posibilidades de mercado de un producto creativo.

Suscríbete a nuestra lista de correo

No enviamos spam ni compartimos tu info.

Ahí caben todos. músicos, YouTubers, Intagramers, actores, compositores, escritores, artistas, y demás.

Cada quién trae su aporte —fiesta de traje—.

Los managers resuelven el lío del artista multi-tasker. Nadie necesita saber cómo funciona todo. Aunque como dueño de su proyecto debe saber identificar qué pedazo del rompecabezas le hace falta.

O intuirlo al menos.

Si nos sabes qué hace un manager, no necesitas uno. Simple.

El manager debe ser un administrador que sepa guiar al artista a través de los enredos de un mercado. El artista pone el contenido, eso nunca va a cambiar, eso no debe cambiar. El manager debe dar las pautas y pone en acción planes para que ese contenido genere dinero y de a conocer al artista en el mercado que elija.  En la proporción que esperan.

Es un guía, un asesor, un consejero.

No es el dueño del proyecto.

Tampoco la salvación, ni el mesías.

Es un contratista independiente que asesora al artista, no un trabajador del artista; y mucho menos el artista es un trabajador del manager.

La mente de un manager debe ser administrativa, con olfato de negocio, un poco de relaciones públicas, mucho de estrategia. Aunque vale decir, en la poca DIY, post-Napster, los artistas requieren de esas mismas características.

Si bien no todo el mundo las tiene, al menos saber cuales les faltan y buscar quien las complemente.

En Colombia se confunde el manager, con el booker, con el agente, con el abogado, con el contador, con el productor, con el jefe de prensa… cada uno debe tener su espacio. Cada uno tiene un rol. No todos son necesarios al tiempo, ni separados; pero nadie hace todo eso al tiempo y bien —al menos no es usual.

La idea es que gestor de talento, como gerente de un proyecto lo haga visible, lo haga crecer, aumente su valor.

¿Cuánto debe incidir en lo artístico? No más que dar pautas desde su punto de vista comercial —el artista debe estar en control, y no olvidar que en el fondo el buen trabajo de contenido es la base, para todos, incluido el manager—.

Algunos cobran fees mensuales; si es así hay que pactar entregables, tiempos y resultados. Todos van a decir que “al proyecto le falta madurar y nos vamos a demorar por lo menos un año en ver ingresos”… frases de cajón.

Lo usual es cobrar comisiones, un porcentaje sobre ingresos.

Sobre ingresos netos y dejar muy bien establecido y claro, que carajos se entiende por ingreso neto y qué no. Hacer una listica, de qué cosas se restan (si incluye que cosas no se resta del bruto aún mejor).

La comisión irá por presentaciones en vivo, sobre los ingresos de nuevos acuerdos, explotación de imagen,  y placements de sincronización; lo que sea que genere dinero por explotar la obra, el trabajo y talento del artista.

No es usual que tengan participación sobre el repertorio o sobre la los fonogramas en el caso específico de la música; pero sí es usual que tengan participación sobre el adelanto que se reciba de la disquera —si aún existen— o de la editora —si lo piden—, si ellos consiguen y cierran el acuerdo.

Lo del 20% es un techo. Estándar. Cualquier cosa por encima de eso en un grupo de más de 4 personas inicia la conversación de “¿y este por qué gana más que nosotros” Y ahí todo se va en picada.

Lo más importante no solo es el porcentaje, es la base de ese porcentaje.

—El 20%— OK… pero:

  • ¿es el 20% de lo que ingresó?
  • ¿el 20% de lo que quedó después de pagar el transporte?
  • ¿el 20% después de que otro cobró su comisión?
  • ¿el 20% lo descuenta el que recibe el dinero? o ¿el cuándo pago ese 20%?

La base de la comisión es tan importante como la tarifa, o más importante.

No hay que perder de vista que si el managers está recibiendo buenas comisiones es porque al artista le está llegando un buen 80% —esa matemática se nos olvida—. La discusión no puede iniciar en por qué te ganas tanto, sino cómo vamos a sacarle más kilometraje al contenido que hacemos, ganamos todos, como equipo.

Vamos pa’lante.

 

Coda: El señor Robert Allan lo pone mejor, más largo, pero mucho mejor.

Dos managers musicales cercanos a este blog:

César Gómez – Uonset – Manager de Nicolás Ospina

El crowdfunding en la música seguirá creciendo (César Gómez – Uonset)

 

 

Nicolás Mateus – Los Manejadores (Colombia) – Manager de Esteman y Juan Pablo Vega

No subestimes la autogestión (Entrevista a Nicolás Mateus)

“¿Para qué un manager? El manager es una especie de consultor, una persona que sabe de negocios de la música. Que entiende la industria de la música y da conceptos sobre lo que se debe o no hacer con un proyecto.”
—Nicolás Mateus (en entrevista para Derecho Rocks)