¿Delitos digitales?

Grupo Siam

El mes pasado, la emisora W Radio habló de la historia del grupo musical Siam y los líos a los que se vieron enfrentados cuándo les “secuestraron” sus redes sociales.

 

Suscríbete a nuestra lista de correo

No enviamos spam ni compartimos tu info.

Una pareja de músicos pop que fueron sometidos a lo que parece ser extorsión. No hay otra palabra. Cuando alguien sobrepasa todos los límites que le impone la ley y utiliza tácticas para que otro haga algo en contra de su voluntad, y que no haya ninguna obligación legal de hacerlo.

Uno puede no querer pagar el arrendamiento del apartamento; pero el contrato con la inmobiliaria legítima que te cobren lo que está pendiente… así no quieras.

Pincelada Derecho del EntretenimientoEl lío de Siam parece ser un desencuentro frente a su disquera, y una lectura abusiva del contrato por parte de ésta. Aparentemente el asunto incluyó parar los desembolsos de dinero hacia ellos y tomar control de sus redes sociales sin su autorización. Hubo amenazas. Entre esas la de borrar sus cuentas de redes sociales. [Comunicado completo de el grupo Siam]

Ahí quiero hacer el énfasis. Sobre la supuesta amenaza de borrar las cuentas de redes sociales.

 

Los artistas deben ser conscientes del valor que tienen sus intangibles… no sólo sus canciones.

Hace 10 años ese tipo de amenaza habría sido en vano. Ridícula. En este momento las redes sociales tienen un valor económico, igual que lo puede tener una empresa o un establecimiento de comercio.

En cambio, Siam es un grupo musical de Pop, reconocido en Colombia por ganar el reality show “El Factor X” en el 2009, tiene 93K de seguidores en Youtube y millones de vistas en sus videos, 757k en Facebook, 527k en Instagram y 206k en Twitter.

Específicamente la página del grupo Siam en Facebook, con sus 757K seguidores activos, vale  €313K.

Que una conducta incluya elementos digitales puede generar la sensación que estamos hablando de cosas sin valor; pero en este momento el comportamiento, sin importar que el canal sea digital, tiene consecuencias y responsables.

Las discusiones acerca de Internet comenzaron con una cierta predisposición al anonimato. Pero eso fue hace mucho tiempo. Internet este momento es un lugar. Somos responsables de nuestras conductas digitales tanto como lo somos en los lugares físicos que visitamos.

Los daños que le habría ocasionado al grupo por borrar sus cuentas de redes sociales habrían podido iniciar por esa ínfima (coff-coff) cifra de €313k euros… más las demás que se puedan demostrar.

Este es un caso grave, al grupo toda mi solidaridad. A nadie se le debe someter a semejante atropello.

Por lo que nos concierne al resto de nosotros, es no olvidar que también somos responsables de nuestro comportamiento on-line, así se sienta como que nadie está escuchando.

Suscríbete a nuestra lista de correo

No enviamos spam ni compartimos tu info.

GuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardar