Frida Kahlo es una Barbie

La compañía Mattel recibió una comunicación por parte de Mara Romero, sobrina nieta de Frida Kahlo, acusándolos de uso no autorizado de la imagen de la artista Frida Kahlo para la creación de la serie de muñecas Barbie “Mujeres Inspiradoras” en la conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

La empresa de juguetes, Mattel, propietaria de la marca Barbie, diseñó una línea de muñecas llamada “Mujeres Inspiradoras” para conmemorar el Día Internacional de la Mujer. Esta nueva línea, que lanzaron el 8 de marzo, incluye muñecas Barbie diseñadas para representar inicialmente la imagen de tres mujeres admirables: Amelia Earhart (1897-1939), célebre por ser la primera mujer piloto en cruzar el Océano Atlántico en solitario y por su intento de viaje aéreo alrededor del mundo; Katherine Johnson (1918-) física y matemática estadounidense que contribuyó con la aplicación de computadoras electrónicas digitales en la Nasa en carrera espacial de los años 60’s; y Frida Kahlo (1907-1954), artista mexicana.

Suscríbete a nuestra lista de correo

No enviamos spam ni compartimos tu info.

I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )

Las herederas

Mara Romero, sobrina nieta de Frida Kahlo, envió un comunicado a Mattel, desde una cuenta oficial de Frida Kahlo en twitter (porque ahora todo lo oficial debe ser verificado así, pfff) argumentado que Mattel no solicitó la autorización a los herederos de los derechos de Frida Kahlo. Dicen en su comunicado, que la señora Mara Romero es la única que titular de los derechos de la imagen de Frida Kahlo.

Para hacer la historia más compleja, Frida Kahlo Corporation, una empresa panameña fundada por Isolda Pinedo Kahlo (1929-2007), sobrina de Frida Kahlo, afirma que ellos son los titulares de todos los derechos de la pintora. En su sitio web afirman que son los únicos titulares de la marca comercial “Frida Kahlo” en el mundo.

Y va uno a ver… y sí. O bueno, puede que sí: en Colombia tienen registrada la marca nominativa “Frida Kahlo” para identificar productos de cocina (sic) desde el 2013.

¿Derechos de imagen heredables?

Es un lío interesante por varias razones —y por razones más allá de que Frida Kahlo debe estar en algún lugar ideológico revolcándose por haber convertido en un estereotipo como Barbie—.

Los derechos de imagen son un lugar que el derecho, la propiedad intelectual y demás no tienen muy bien definido. Lo que hace que cada quién argumente más o menos lo que quiera. Las discusiones más duras sobre eso se han centrado en si es un derecho heredable o no. Las cortes estadounidenses han fallado de diversas maneras, a favor de la posibilidad de heredar el derecho de imagen en el caso de Martin Luther King Jr. pero en contra en el caso de Elvis Presley.

Los casos se han definido por leyes locales. En EE.UU. el único estado que tiene eso regulado explícitamente es California (por obviar razones hollywoodescas).

Derechos de imagen a la latinoamericana

En cambio, en Latinoamérica seguimos sin decir mucho sobre el tema. Colombia tiene ese vacío, no lo ha regulado y sus cortes insisten en confundir el derecho a la imagen con el derecho a la privacidad. Los políticos corruptos han intentado limitar la publicación de artículos periodísticos y libros de investigación sobre sus vidas, argumentando un uso no autorizado de su imagen. En gran medida, han fallado y la libertad de prensa ha sido priorizada afortunadamente.

Sin que exista regulación han pasado cosas como la película “Operación E”, que relata de cierta manera la historia del secuestro de Clara Rojas y su hijo Emmanuel. Ella se opuso a la publicación de la película argumentando que violaba, entre otras cosas, los derechos de imagen de su hijo. No obtuvo respuesta favorable por la justicia ordinaria.

La historia personal es una historia… y eso lo han confirmado las cortes colombianas desde “Relato de Un Náufrago” en adelante; puedes ser el mismísimo naufrago de la historia, pero si la narró Gabriel García Márquez, esa historia es de Gabriel García Márquez por su originalidad narrativa.

Entonces ¿para qué pedirle autorización a la viuda de Joe Arroyo para hacerle una novela si ya estaba muerto? Porque también se necesita su autorización para usar la música en la novela, no solo su historia de vida.

Frida Kahlo Inc.

Pero volvamos a Frida. ¿Frida Kahlo Corporation o Mara Romero son en realidad herederas de los derechos de imagen de Frida Kahlo?

Yo creo que no.

Ser administrador de la herencia artística es un un trabajo de tiempo completo y seriamente lucrativo —en caso de duda preguntarle a Claude Picasso—.

Isolda Pinedo Kahlo (o sus herederos) o Mara Romero puede que sean titulares de los derechos de las obras de Frida Kahlo. Sí. Genial. Eso no lo vamos a negar. Van a administrar eso por lo menos por lo menos por un par de años más hasta que expiren los derechos patrimoniales —les quedan 6 años para la mayoría de los países, 16 para Colombia, y 36 en México antes que la obra de Frida Kahlo entre en dominio público) . Pero no creo que sean las únicas que pueden autorizar el uso de la imagen de la artista.

Puede que sean dueñas de algunas fotos en las que aparece Frida Kahlo o que pertenecían a Frida Kahlo —dueñas del soporte material—; ¿pero son las titulares de los derechos de la foto? ¿se los cedió el fotógrafo a Frida en ese momento? No sabemos.

Y son las titulares de los cuadros pintados, que sin duda, cualquier uso adaptado de estos debe hacerse con autorización previa (hasta que expiren los derechos).

La mayoría de las veces se piden las autorizaciones de uso de  imagen de personajes fallecidos solo a prevención. Para ahorrarse la gastritis de abogados y tener todo en regla sin peleas de por medio.

Pero creo que este puede ser el tema fundamental: la ley mexicana sí considera el uso no autorizado de imagen como una infracción en materia de comercio; y mete eso en sus leyes de derechos de autor. Lo que hace que se confundan más las cosas. No dice más. No dice por cuánto tiempo, ni da más detalles. Solo dice que debe ser autorizado por el titular o sus causahabientes… y ahí abre la puerta. Abre la puerta a decir que es heredable.

No somos expertos en legislación mexicana, pero eso debe ser parte del nudo que se formó. Muy seguramente las señoras son titulares de la imagen de Frida Kahlo… en el territorio Mexicano. Fuera de allí, es muy difícil que encuentren legislación local que respalde ese “derecho de propiedad”.

Sinceramente solo me queda la duda: ¿a quién le pagarían Handprint Entertainment, Lions Gate Films, Miramax y Ventanarosa Productions cuando produjeron la película “Frida” en el 2002?

Seguro le pagaron a alguna de las dos… y la otra ni se enteró.

 

 

 

Fotografías

“Frida Kahlo”, por Guillermo Kahlo (oct. 1932)
Nightmare Barbie Dolls” por Pexels (CC-BY )