Harry Potter y el teatro socialista

Harry Potter: Se acabó La Magia

En La Habana, la compañía de teatro El Público, presentó en diciembre del 2016 un spin-off no autorizado de la saga de libros de Harry Potter de J.K. Rowling.

“The Cursed Child” es una cosa, “Harry Potter: Se Acabó la Magia” es otra muy distinta.

La obra que se presenta en West End trata de reivindicar el epílogo que todos los fans preferimos olvidar que existió. J.K. Rowling supervisó su adaptación, y dejó en manos de Jack Thorne continuar la historia. Por otro lado, la versión cubana retoma la historia, sin consultar, desde que Potter se gradúa. Pero su enfoque es desde la realidad de los jóvenes, de los jóvenes de esa isla caribeña. Estos hacen una crítica a su entorno, a sus retos, utilizando la fantasía como herramienta para superar su propia realidad. En el fondo, que Harry Potter esté en el título es un guiño retórico.

El diseño de cartel es por si solo impactante; pero como apasionado por el tema del derecho de autor mi interés es otro.

¿J.K. Rowling tendrá idea de que esto está pasando?

Seguir leyendo “Harry Potter y el teatro socialista”

¿Qué créditos merece Max Martin?

Max Martin es la definición del pop desde el año 2000; como compositor de hits, de los Backstreet Boys, Britney Spears, hasta Katy Perry, Ariana Grande, The Weeknd y Justin Timberlake, en la imposición del sonido sueco al pop americano, Max Martin reta todas las definiciones de composición a las que se adaptaba el derecho de autor.

Label: Derecho de AutorA finales de los 90’s Max Martin era un DJ y productor, hacía canciones y había tenido exposición mundial con All That She Wants de Ace of Base. Los hits comenzaron con “I want it that wayde Backstreet Boys; pero de enumerar los hits este sería un texto distinto.

La forma de producción del pop cambió después del 2000. La técnica de música y letra que antecede a la producción fue reemplazada por una versión de composición más cercana al freestyle del hip-hop, lo que se conoce como track & hook.

Una cosa comoGinza (Si necesitas reggaetton dale) de J. Balvin no sale de sentarse en un piano —tampoco debería—. Sale de encerrarse en un estudio de grabación con los beats armados, prender el micrófono, lanzar rimas e ideas, pegarle a un buen gancho y desde ahí construir la canción.

Seguir leyendo “¿Qué créditos merece Max Martin?”

Fetiche

freud2

Los autores son importantes —los intérpretes también— pero siempre la pregunta debe ser: ¿quién es el titular?

Fetiche, el objeto causa de deseo según la teoría psicoanalítica de Lacan. Ser autor es un fetiche. Sentirnos causas de la obra que tenemos enfrente. Vivimos del mito de que la etiqueta de autor es la única que legitima el acto creativo.

Para el derecho de entretenimiento, en las discusiones de derecho de autor, el autor es importante. El intérprete es importante. Pero las decisiones se toman con base a quién es el titular. Incluso, se toman con base a quién es el titular del derecho específico que está en discusión.

Seguir leyendo “Fetiche”