¿Cómo describir tus canciones?

Describir Canciones

Una de las tareas más difíciles es describir de qué se trata una canción que escribimos. Como estamos muy metidos en su creación, se nos dificulta apartarnos de ella para describirla objetivamente.

Este es un problema que nos encontramos a diario. Los artistas están tan entrelazados con su obras que les cuesta describir cada una des sus creaciones sin entrar en una carreta desordenada.

Como todo, esto se soluciona organizado un poco el discurso, con las preguntas correctas.

Para esto nos ayuda definir: la idea original del compositor, el hilo conductor de la canción, el tono, el resumen de la historia, el tema principal, el tema subyacente, las palabras claves y las frases claves.

Con estos elementos definidos, escritos y organizados podemos llenar de contenido los discursos en los conciertos, las publicaciones de redes sociales que hablen de la canción, las respuestas en las entrevistas, los comunicados de prensa y demás.

Las preguntas que proponemos son para exponer las entrañas de cada canción.

Continue reading “¿Cómo describir tus canciones?”

El anonimato y la publicidad

Publicidad y Anonimato

Hay tres cosas estúpidamente caras en el mundo: lo que esté en venta en un aeropuerto, lo que esté relacionado con una fiesta de matrimonio y la publicidad.

Los primeros dos tienen una explicación sencilla: estado de necesidad.

Para la publicidad no es tan sencillo.

Todos los tratados de derecho de autor dicen que los derechos morales no se pueden negociar. E insisto que los artistas tienen una fijación casi obscena con los derechos morales. Una obsesión innecesaria, por decir menos.

(Link los derechos de autor no importan)

Pero la realidad es otra. Hay un derecho moral con el que se comercia. Se disfraza de otra cosa y se pone en los contratos sin sonrojarse. El derecho moral de anonimato.

La publicidad vale el triple que una obra por encargo normal por eso, porque además de la exposición y uso que va a tener la pieza, se exige que el autor permanezca anónimo.

Pues… se le exige que lo haga voluntariamente. De la misma manera en que la KGB pedía el favor de colaborar de forma voluntaria. Un acto voluntario lleno de matices.

Más común de lo que se cree

La forma de probar esto es sencilla. ¿Cuándo fue la última vez que vieron un comercial en video que tenga los créditos al final? ¿Qué mencione los actores? ¿Qué mencione el nombre del director? ¿El guionista?

— Si alguien tiene algún ejemplo, estaríamos fascinados de recibirlo—

A la fecha, no hemos visto el primero.

Hacer un comercial para televisión —o para YouTube hoy por hoy— no es una tarea sencilla. Cualquier producción audiovisual de alta calidad requiere un despliegue de producción, un esfuerzo creativo de preparación y posproducción. Sin importar que el resultado final sea de cuatro segundos o de dos minutos. Un comercial de televisión es una obra audiovisual por todos los ángulos por los que se le mire.

Y aún así. Nadie aparece en los créditos. A diferencia del cine o la televisión donde al final ruedan créditos con el nombre del que participó en el proyecto —hasta del abogado en algunos casos—.

Contratos

La respuesta está en los contratos de publicidad. Que la mayoría de las agencias incluye cuando encargan una pieza.

La cláusula dice que el artista/director/creativo/ilustrador/editor se abstendrá de reclamar los créditos de autoría. Que ejercerá su derecho moral a mantenerse anónimo; y —aquí viene el veneno— en caso de querer ejercer su derecho moral de atribución, tendrá que pagar una multa de chorro-cientos miles de dólares.

¿Es ilegal?
Técnicamente, no.

¿Es abusiva?
Sí, quizás un poco tres cuarto y montones… sí. En cierta forma lo es.

¿Para qué la multa?
A prevención. Como los derechos morales no se pueden renunciar. Dejar por escrito que uno quiere mantenerse anónimos es un remedio temporal. En cualquier momento el autor podría exigir que le den el crédito correspondiente. Tendría toda la autoridad para hacerlo. Lo podría hacer en cualquier momento y eso dejaría a la agencia —y al cliente final de la campaña— en un limbo insostenible. Por eso optan por la multa. Que es más una amenaza que cualquier otra cosa… como la KGB y sus técnicas de sometimiento voluntario.

¿y por qué alguien aceptaría esa cláusula?
Por un buen precio.

Víctimas o pacientes

Pongo este tema sobre la mesa por dos razones: (i) me produce una ternura infinita cuando los libros de derecho de autor dicen que los derechos morales son irrenunciables y que no se puede negociar con ellos; (ii) un veneno tomado voluntariamente nos convierte en pacientes y no en víctimas.

La publicidad es un mercado enorme con múltiples oportunidades para creadores en la economía naranja. Como cualquier mercado tiene sus reglas de juego. En este caso: la cesión o limitación de derechos específicos.

La ventaja: Si se conocen las reglas, se pueden negociar mejor las condiciones (de uso y las condiciones económicas).

 

PD: ¿Al fin Taylor Swift es la ghostwritter de “Over” de Kings of Leon? Hasta en las mejores familias a veces los autores se guardan el crédito.

 

Imagen

Niels Steeman en Unsplash.

Agencias literarias de teatro, cazadores de tesoros

Agencias Literarias

¿Qué tiene que ver una agencia literaria con el teatro? Todo… o mucho. Sin una agencia casi nunca hay un texto dramático (a menos que seamos nosotros mismos el que lo creemos).

Las agencias literarias son el actor menos explorado del sector teatral. Los textos giran alrededor de éstas y aún así pocas personas conocen cómo funcionan o cómo relacionarse con ellas.

La labor de una agencia literaria parece sencilla; pero está lejos de serlo. Son observadores silenciosos. La vanguardia. Actores de la industria que van cinco pasos más adelante que el público; en ocasiones como mineros que desentierran una joya preciosa sepultada.

Continue reading “Agencias literarias de teatro, cazadores de tesoros”

“Hago música para convivir, abrazarse, bailar, conversar.” [Entrevista a Leiden]

Leiden Entrevista

Entrevistamos a Leiden, cantautora cubano-mexicana. Nos regaló sus respuestas y canciones. 

Los showcases de las ruedas de negocios son lugares con público hostil. Llenos de críticos que evalúan las presentaciones en vivo del artista con escepticismo. Buscan algo que puedan llevar a sus espacios. Juzgan. Juzgamos. Lo que no hace sea un escenario fácil.

En un escenario así fue que conocimos a Leiden. Una cantautora cubano-mexicana que se subió al escenario de Circulart (2015) en Medellín y nos dejó pasmados.

Armada de un tocado de plumas, una sonrisa inmensa y una maleta llena de canciones hizo uno de los showcases más preciosos que he visto.

Canciones sentidas, auténticas.

Cada una un viaje.

Cada una descarga de energía, de paz, de anhelo. Compositora precisa. Intérprete fantástica. Entre aplausos, golpes de percusión y un vibrato exquisito nos hipnotizó.

 

Desde entonces ha lanzado dos álbumes más. “La vuelta al sol” (2016) con versiones en vivo de sus primeras canciones (“Turbio el Corazón”, “Anhelé” y “Cuando soñaba” entre otras)  y “Los muertos también dejan flores” (2017) con canciones indispensables como “Los Amantes” . Sus canciones exploran desde el bolero hasta el extremo más denso del pop alternativo.

¡Ay de nosotros!, que suspiramos mientras oímos sus canciones y esperamos que nos regale muchas más.

En una frase, cómo describirías la música que haces.

Sincera, en búsqueda constante, arriesgada, latinoamericana, congruente con mi centro, sanadora.

¿Qué ambiente crees que acompaña mejor tu música?

Varía, considero que hago música para convivir, abrazarse, bailar, conversar, etc…

¿Qué es lo más importante en una canción?

La claridad.

¿Cuál crees que es tu greatest hit?

De canciones, considero la de Cuando Soñaba. Es una canción que de manera orgánica fue viral en listas mundiales de Spotify, y mucha gente me sigue conociendo a través de ella.

¿A quién le dejan flores los muertos?

A todo el que  le canta, perdona y recuerda.

¿Cuál proyecto en el que estás involucrada hoy es el que más te emociona?

El proyecto perenne de hacer canciones y compartirlas.

¿Inspiración, suerte o talento?

Empatía.

¿Para qué crear más?

Crear para mí es conversar, compartir mi punto de vista mientras doy un regalo infinito.

Una canción para la revolución pop:

“Hijos del peligro” de Me llamo (Sebastián).

Una canción para soñar:

“Rising” de Lhasa de Sela.

Una canción para huir:

“Paranoid Android” de Radiohead.

Una canción para cantarle al mar:

“Casa Pronta” de Mallu Magalhaes.

Un error que cometen hasta los profesionales:

Impaciencia.

¿Para qué sí sirve un abogado en las artes?

Para tener todo en orden respecto al Derecho de Autor.

Un verso que sea oro en polvo:

“¿Si alguien roba comida y después da la vida, qué hacer?”

“Playa Girón”
Silvio Rodriguez

¿Un(a) rockstar del pop alternativo?

Coco Rosie.

 ¿Colombia está en tu mira?

Siempre.

[Nota del Editor: aquí te esperamos. Siempre.]

Una banda es algo (imagino) parecido a una familia o una pareja (poliamorosa) [Entrevista a Juan Manuel Torreblanca]

Frida Kahlo es una Barbie

Frida Kahlo Barbie

La compañía Mattel recibió una comunicación por parte de Mara Romero, sobrina nieta de Frida Kahlo, acusándolos de uso no autorizado de la imagen de la artista Frida Kahlo para la creación de la serie de muñecas Barbie “Mujeres Inspiradoras” en la conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

La empresa de juguetes, Mattel, propietaria de la marca Barbie, diseñó una línea de muñecas llamada “Mujeres Inspiradoras” para conmemorar el Día Internacional de la Mujer. Esta nueva línea, que lanzaron el 8 de marzo, incluye muñecas Barbie diseñadas para representar inicialmente la imagen de tres mujeres admirables: Amelia Earhart (1897-1939), célebre por ser la primera mujer piloto en cruzar el Océano Atlántico en solitario y por su intento de viaje aéreo alrededor del mundo; Katherine Johnson (1918-) física y matemática estadounidense que contribuyó con la aplicación de computadoras electrónicas digitales en la Nasa en carrera espacial de los años 60’s; y Frida Kahlo (1907-1954), artista mexicana.

Continue reading “Frida Kahlo es una Barbie”