Sin video EPKs. Gracias.

Sin Video EPK

Los EPKs (Electronic Press Kits) de video se han convertido en una forma usual de acompañar propuestas musicales y escénicas. Cuando se centran en contar la historia de sus creadores y entrevistarlos no valen la pena.

pincelada-roja-web-industrias-creativasLos EKPs no sirven. Los que son de video, al menos. Existe una versión de EPK que es en pdf, con buenas fotos, descripciones cortas y todo hipervinculado. Esos son siempre bienvenidos. Pero los de video, hay una manager que me dijo que los EPKs que solo le gustan a la gente que hace videos.

El problema es que se nos olvida que el EPK de video es un instrumento de promoción y tiene su lugar dentro del paquete para ofrecer los servicios de un artista.

No están dirigidos al público. Están dirigido a compradores / programadores de eventos.

El público puede conocer al artista a través de lo que vaya publicando en redes sociales. Que es más elocuente que una entrevista acartonada.

Los compradores / programadores de eventos, que están interesados en conocer en contratar productos culturales, para hacerlos circular, les interesa el producto; y el producto finalizado. En una rueda de negocios —o un lugar cualquier lugar dónde se reciben o se evalúan propuestas— se buscan:

  • ¿Qué eres capaz de hacer?
  • ¿Cuál es la estética que maneja tu proyecto?
  • ¿Cómo suenas en vivo?
  • ¿Cómo suenas en estudio?
  • ¿Cómo te ves en el escenario?
  • ¿Cómo es la producción en vivo?

Lo cruel es que todo eso se puede evaluar en menos de 5 minutos.

Rara vez le interesan las motivaciones del que lo está haciendo, su historia, su biografía. Incluso, si lo que le interesa es su historia y su biografía, ya lo conoce antes de estar viendo ese video EPK. O si ese es el caso —porque ese trasfondo es supremamente relevante— ¿no es mejor un documental?.

El tema de qué has hecho, o dónde has participado, cuál es tu biografía, se puede hacer fácilmente en un texto donde se cuenten estos detalles; un bio bien hecho.

Hacer un video para promocionarte a ti mismo, en el que además te presentas es innecesario; porque usualmente —en una rueda de negocios— estás sentado al otro lado de la mesa. Por eso es más importante que hagas empatía, y des la mano, eches un buen chiste y el otro lado entienda que está negociando con alguien que es interesante y conoce su producto.

Si no estás cerca y estás enviando la historia por correo, la evaluación será solo del producto que se presenta.

Los EPKs presentan una historia cliché, “desde pequeño esta ha sido mi pasión”, “todos tenemos una formación en distintas disciplinas y ahora nos juntamos a hacer arte de verdad”, “hacemos esto porque nos apasiona”, “cada uno es independiente pero nos amamos como amigos”… nada nuevo. Todos hemos oído conocemos. Todos esperamos

Si todo eso es cierto se refleja en la propuesta. Por decirlo no se hace realidad.

Vale la pena revisar este elemento.
Buscarle valor como pieza de comunicación si tiene sentido en el proyecto. Si es para contar la historia de todos… es mejor invertir esa plata en un buen video-clip o una buena sesión en vivo.

El entrevistador siente que desnuda al artista cuando saca esas confesiones. Clichés.

El artista escénico se desnuda en el escenario; no en las entrevistas de prensa (y menos por YouTube).

Ilustración

 

La esfera

Esfera

Todas las partes del proyecto deben indicar hacia la misma dirección, sin repetirse. Es una cuestión de congruencia. De explorar las muchas caras que puede tener la misma idea.

 

“La noción de pequeño ambiente da su sentido más hondo al consejo,
al definir la forma cerrada del cuento,
lo que ya en otra ocasión he llamado su esfericidad.”

– Julio Cortázar
Del cuento breve y sus alrededores
(Último round, 1969)

 

Cualquier proyecto artístico tiene una infinita cantidad de variables. Nuestra labor como creadores es tratar que todas esas variables sean resueltas de manera armoniosa. Podemos empezar por identificar las variables más prominentes de un proyecto y diseñar cada uno de estos espacios.

Debemos señalar cuáles son las patas que tiene ese proyecto. Analizarlas y evaluar si apuntan a la misma dirección.

Podríamos pedir prestadas herramientas de otra disciplina, como branding para identificar estas variables.

Branding: es el “[P]roceso de creación,
desarrollo y construcción de marca.
(…) La marca no es solo un logotipo,
tiene que ver sobre lo que la gente dice,
siente, piensa sobre un producto o un servicio.
(…) [S]us valores, su ADN, su espíritu,
(…) en definitiva el branding,
por poner una palabra es el alma
de todo aquello que se construye”.
(Andy Stalman)

Lo más importante de un proyecto es su esfericidad, su consistencia. Pat Pattison lo llama prosodía. Que no es otra cosa que seguir las indicaciones de la poética de aristóteles cuando habla de la “unidad de acción”. Para que la obra esté completa, para que un proyecto esté listo, todos sus elementos deben, por decisión de su creador, apuntar hacia el mismo lugar.

“Las reglas para mí son muy sencillas, tu trabajo es contar una historia, esa historia tiene un héroe, y el (o ella) solo quieren una cosa.” diría David Mamet.

Guardar la coherencia se vuelve imperativo y cada vez más complicado.

Lo más sencillo debería ser poder dar un paso atrás, respirar, y acercarnos a nuestors proyectos con aire fresco, como si lo viéramos por primera vez. Esto casi nunca ocurre. Pero deberíamos practicarlo.

Tratar de ver nuestras creaciones con ojos nuevos todas las veces.

Hasta pulirlas a la perfección.

Hasta que tengamos una esfera.

[rad_uptin_inline optin_id=optin_4]

 

¿Dónde conviven los proyectos culturales?

Proyectos Culturales

Sí, eres único. Tú mamá te lo repite todo el tiempo. Aún. Pero en cuanto los proyectos creativos puede que eso no sea lo importante —o no lo único importante—.


El talento se da por hecho. Ese no es un elemento diferenciador, ni de valor.

—¿Y si soy virtuoso?—

—Tampoco—.

Si haces algo esperamos que lo hagas bien. En las dos dimensiones del talento: tanto el innato como el construido gota a gota.

Los productos culturales hacen parte de un universo. Conviven codo a codo con otros productos que son similares.

Lo que haces no está aislado.

Continue reading ¿Dónde conviven los proyectos culturales?

Crear es una pulsión vital [Entrevista a Andrés Correa]

Andrés Correa

Entrevistamos al cantautor Andrés Correa; que anda presentando por estos días su nuevo álbum: “Ocaso”. Hablamos del Rock, como actitud, y de que los cantautores no están en vía de extinción.

Su último álbum se titula “Ocaso”, que tiene una canción en la que participa Pedro Guerra, “Aurora”. Ese juego de palabras enreda. Es intencional. Su letras también enredan y es intencional. Sus canciones de están habitadas por fantasmas y recuerdos —dolorosos, alegres, crueles y latentes—; historias de ciudades, de gente contra las ciudades, de gente, de historias de otros.

Andrés Correa es un cantautor sincero. De esa especie de intérpretes que sobre un escenario se desbarata, canta con el alma desgarrada y emociona al que quiera oírlo. Que se atreve a cantar pasito en un país donde todo lo que pasa sobre un escenario está perseguido por un grito de güepajé.  Un tipo generoso, que en sus conciertos cita versos de sus amigos entre canciones.

Sus conciertos son una experiencia de inmersión, de auroras y de ocasos.

¿Los cantautores están en vía de extinción?

¡No, al contrario! Cada vez más músicos de diferentes géneros “salen del closet” y se declaran cantautores. La canción es siempre el primer amor y es común a todos los géneros y estilos. Si alguien cultiva el amor por las letras y las canciones. Si alguien cultiva el amor por las letras y las canciones como piezas de arte, para mi es un cantautor.

¿Qué es el rock para un cantautor?

El rock puede ser un vehículo para la canción, yo he hecho varios discos rockeros por ejemplo. El rock pude ser un estilo de vida también y una actitud pero también una pose. Hay muchos temas que suenan poderosos y que están muy bien producidos que tienen letras más cursis que la peor balada romántica que te puedas imaginar. En ese sentido el rock, también es una pose.

¿Cuál es su Greatest Hit?

¿De mis canciones? El último tema que está sonando es “Tu fantasma“. No sé si llegue a tanto, igual en el mundo en el que me muevo no hay grandes hits. Hay temas que llegan a ser significativos para algunas personas y eso es importante para mi.

¿Cuál proyecto en el que está involucrado hoy es el que más lo emociona?

En este momento estoy lanzando mi nuevo disco “Ocaso“, un disco bastante arriesgado desde lo musical y es un reto sostenerlo en vivo. Claramente no es un disco rockero, está hecho con muy poco elementos y las letras no son muy pop que digamos… vamos a presentarlo en muchas ciudades este año y el tema de adelanto “Tu fantasma” ya está sonando por ahí.

No sé si me emociona pero si me alegra que todo vaya marchando. ¡Igual, recién empezamos!

¿Cuál es el panorama de la música en Colombia?

Siento que es un panorama muy amplio en la medida en que los cantautores se encuentran catalogados en muchos géneros diferentes. En todos los festivales, lugares, radios y oídos hay espacio para los cantautores. Algunos amigos tocan en Rock al parque, otros en festivales de jazz, en el Estereo Picnic. No sé si exista la música de cantautor o incluso si se pueda hablar de música de autor.

Yo me siento más colega de un músico de heavy metal que haga buenas letras que de un autodenominado cantautor que no escriba bien…

¿Inspiración, suerte o talento?

Trabajo, constancia y paciencia.

¿Para qué crear más?

Porque no hay otra opción para quien es creativo.

Más que una elección crear es una pulsión vital.

Un error que solo cometen los principiantes:

Creer en cuentos de hadas.

Un error que cometen hasta los profesionales:

Dudar del camino.

¿Para qué sí sirve un abogado en las artes?

En la medida en que el arte se comercializa o se distribuye surgen mil aristas. En ese sentido los abogados son importantes en estos procesos. Es muy importante el tema de los derechos de autor pero muchas veces también nos enfrentamos a temas que tienen más que ver con el derecho comercial.

Más que para “el arte” son importantes para los artistas que quieren proteger su obra o los ingresos derivados de esta.

¿Para qué no es necesario un abogado en las artes?

Al momento de crear.

Un verso en una canción que sea oro en polvo:

Primero hay que saber sufrir,/
después amar, /
después partir /
y al fin andar sin pensamiento. 
Homero Expósito en “Naranjo en flor” 

Un cantautor rockstar: 

Bob Dylan [N. del E.: El más rockstar]