Marcas: hay que llegar primero, y hay que saber llegar

Marcas

Lo más importante de las marcas es que debes registrarlas. Lo otro es que debes usarlas.

El derecho de autor es benévolo con las obras. Puedes no registrarla y es tuya desde que la creas. Puedes dejar de usarla e igual los derecho patrimoniales expiran 80 años después de que estires la pata.

Con las marcas, no. Hay que llegar primero y hay que saber llegar (lo siento Jose Alfredo).

Incluso, hay que revisar que alguien más no sea el dueño antes de embarcar todas tus energías y tu inversión en un proyecto que debería llamarse distinto desde el principio.

La oficina de registro tiene un buscador en línea, dónde están todas las marcas que han solicitado.

La propiedad industrial es más estricta que el derecho de autor en sus formalidades. Por eso, hay que tener en cuenta:

  1. Hay que identificar cuáles marcas comerciales está desarrollando el proyecto; hay muchas, no son solo logos y nombres.
  2. La marca debe registrarse ante la Superintendencia de Industria y Comercio (en Colombia).
  3. Hay que escoger la categoría correcta; una o varias.
  4. Hay que pagar tasa para que la revisen y otorguen el registro; nada es gratis en la vida.
  5. Hay que responder todos los requerimientos y ajustes que la SIC pida para no perder el impulso.
  6. Hay que usarla luego de que te la otorguen. Si no usas la marca, alguien más puede pedir la cancelación.
  7. Hay que renovarla a tiempo (luego de 10 años).

[rad_uptin_inline optin_id=optin_4]